Inari

Sempre arriba, sempre a tope.

Xa estamos en Finlandia. A base de ibuprofeno e voltarén, tirando de Compeed e coa ilusión que nos caracteriza imos facendo quilómetros. As temidas dores apareceron: tendinite, ampolas e demais.

Quedaron esquecidos unha noite (por decir algo) en Lakselv. Sempre arriba, sempre a tope.

Pola mañá aí seguían.

En Karasjok visita ao ambulatorio para que amablemente nos recomendasen lecer e voltarén. ¿Lecer? Sempre arriba, sempre a tope.

Chegou a calor nestes últimos días, con él as ampolas, mañá máis calor. Calor tenndo en conta que estamos no ártico, pero suficiente. Pés parcheados e ilusión. Sempre arriba, sempre a tope.

Ibuprofeno e voltarén, tirando de Compeed e coa ilusión que nos caracteriza, unha semana sen lecer que nos marcamos, e aínda quedan tres días ata o próximo repouso.

Sempre arriba, sempre a tope.


Upwards and onwards.

We are already in Finland. Thanks to ibuprofen and Voltarén, with some Compeed and with the hope we are driven by, we keep on adding up kilometres. The dreaded pains appeared: tendonitis, blisters and so on.

We forgot about them one night (so called) in Lakselv. Upwards and onwards.

The next morning, they were still there.

In Karasjok we visited the doctor, and he gently recommended rest and Voltarén. Rest? Upwards and onwards.

Warm weather arrived these last days, and brought with it some blisters. Tomorrow it’ll be even warmer. The warm weather you can talk about being in the Arctic, but still. It’s more than enough. Patched feet and hope. Upwards and onwards.

Ibuprofen and Voltarén, with some Compeed and with the hope we are driven by, we decided to make a whole week without any rest. We still have three days left until that point.

Upwards and onwards.


Siempre arriba, siempre a tope.

Ya estamos en Finlandia. A base de ibuprofeno y Voltarén, tirando de compeed y con la ilusión que nos caracteriza vamos haciendo kilómetros. Los temidos dolores aparecieron: tendinitis, ampollas y demás.

Quedaron olvidados una noche, es un decir, en Lakselv. Siempre arriba, siempre a tope.

Por la mañana ahí seguían.

En Karasjok visita al ambulatorio para que amablemente nos recomendaran descanso y Voltarén, ¿descanso? Siempre arriba, siempre a tope. El voltarén si.

Llegó el calor en estos últimos días, con él ampollas, mañana más calor. Calor teniendo en cuenta que estamos en el ártico pero suficiente. Pies parcheados e ilusión. Siempre arriba, siempre a tope.

Ibuprofeno y Voltarén, tirando de compeed y la ilusión que nos caracteriza, una semana sin descanso que nos marcamos, aún nos quedan tres días hasta el próximo reposo.

Siempre arriba, siempre a tope.

10 Respostas a “Inari”

  1. desde venezuela (estado aragua-san mateo) los apoyamos espero logren la meta los esperamos aqui en venezuela para que vallan a la caminata de san sebastian y asi poder acompañarlos y darnos un bañito en las playas venezolanas saludos a la señora nelida (la gallega) nely, santi, mar y el señor basilio se les extraña por aqui….!! Espero y esten bien..!!
    atte
    gregorio gonzalez (gregorito)

    Tomen bastante gatorade…!!

  2. Moita forza rapaces!!! Estades vivindo a aventura das vosas vidas!!! A tope!!!
    Moito cariño dunha galega emocionada,
    Bea

  3. hola andres, desde aqui de venezuela en la población de san mateo, les deseamos mucha suerte y que logren llegar a las metas propuestas, saludos les mandamos a todos, a mi galleguita linda ( tu abuela) el sr. bacilio tu mami, papi mar, y todos. los extrañamos mucho y deseando que vuelvan a venezuela, aunque sea de paseo, nuestro hogar esta a al orden. besos a todos. se les quiere y se les extraña. corina.

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *